Las propiedades de la harina de arroz son ideales si de exfoliantes faciales se trata, actúan directamente en la eliminación de células muertas y reafirman la piel humectándola y devolviéndole la hidratación necesaria para su rejuvenecimiento.

Generalidades de la mascarilla de arroz.

La mascarilla de arroz o también conocida como la mascarilla japonesa debido a su utilización frecuente en países orientales es muy conocida y aceptada debido a sus muy buenos resultados, a la facilidad para la preparación y obviamente a lo económica y accesible que resulta.

En este artículo nos enfocaremos en una mascarilla básica de harina de arroz que por su gran contenido de vitamina B actuando como nutriente importante en el cuidado de la piel y sus múltiples propiedades facilitan la hidratación, el rejuvenecimiento al eliminar células muertas, es un buen tonificante, exfoliante y al ser combinada con otros productos sus beneficios pueden ser mayores contra el acné, las manchas, le resequedad entre otros.

Dependiendo de lo que la persona busca con la mascarilla de arroz se puede combinar con otros ingredientes naturales para una mayor eficacia, por ejemplo, si además de buscar reafirmar la piel del rostro se pretende aclararlo o eliminar manchas o disminuir la pigmentación en algunas zonas la harina de arroz acompañada de avena y aceite de coco es muy recomendable; si se busca darle a la cara un estado tonificado y suave acompañar la harina de arroz con miel irá muy bien.

Preparación de una mascarilla de arroz para la cara.

Veamos cómo preparar una mascarilla de arroz para la cara de una manera simple y fácil, pero de una efectividad muy recomendada.

Ingredientes:

  • 1/4 de un vaso con harina de arroz, la cual se hace moliendo finamente un poco de arroz preferiblemente blanco.
  • de agua pura
  • 10 gotas de aceite de coco, de almendras u otro que os guste.

En un recipiente mezclar la harina de arroz con agua hasta lograr una consistencia blanda similar a una crema de manos, una vez obtenida la mezcla adicionar las gotas de aceite y mezclar hasta que el contenido de los tres ingredientes esté homogéneo, refrigerar durante 4 a 6 horas aproximadamente.

Aplicación de la mascarilla de arroz. 

Una vez pasado el tiempo indicado del contenido en refrigeración aplicar de manera circular en todo el rostro hasta lograr una capa homogénea en todas las zonas y dejar actuar durante unos 30 minutos, para después retirarla completamente solo con ayuda de agua tibia sin jabones ni otros productos removedores de maquillaje.

Repetir la aplicación a diario durante mínimo unos 9 días para ver los resultados, aunque la suavidad y humectación se ven de inmediato.

Se debe dejar en claro que la preparación de la mascarilla se debe realizar para cada aplicación, toda vez que al no tener conservantes ni otros ingredientes químicos no es recomendable su almacenamiento por más de un día.

Artículos que te pueden interesar

Qué es la caspa y como curarla  

Como eliminar las manchas de la cara naturalmente