El dolor de la garganta en muchos de los casos tiene relación directa con la inflamación de las amígdalas, aquellas almohadillas de tejidos ovalados presentes en la parte superior de la garganta que al tener contacto con una bacteria o con un virus provoca un desequilibrio en el sistema linfático,  a lo que comúnmente conocemos como faringitis o amigdalitis.

Una enfermedad que según el caso y la magnitud del problema debe ser tratado con antibióticos en medio de un tratamiento supervisado por un médico general, si lo que le causa específicamente es una bacteria; aunque por otro lado si el dolor al que refiere la garganta tarta de un virus, lo que en la mayoría de los casos suele pasar con frecuencia, el tratamiento cambia al referir a un cuadro viral similar a la gripe, siendo dicho tratamiento uno más llevadero aunque no de menor cuidado, en tanto que del progreso del virus que le causa puede producirse problemas mayores.

Para este último caso el tratamiento recomendado por especialistas de la medicina tradicional como la alternativa confluyen en uno llevado en casa, con remedios a base de productos naturales que ayuden a desinflamar la parte afectada de una forma segura sin concurrir a la ayuda de los fármacos.

A continuación algunos remedios caseros que pueden ayudar a la desinflamar la garganta.

Te de menta con miel

La miel con menta en una combinación ayuda a limpiar y purificar la garganta  combatiendo al mismo tiempo el dolor, gracias a las propiedades que cada uno de estos componentes tiene, siendo la miel un calmante natural antiséptico y la menta por su parte analgésica.

 Ingredientes:

  • 1 tallo de menta;
  • 1 cucharada de miel;
  • 300 ml de agua.

Preparación:

Pon al fuego lento un vaso de agua con unas cuantas hojas de menta, pasados unos 3 minutos después de que hierva aléjala del fuego agregándole una cucharada de miel, mezcla y deja reposar un poco para poder tomarle.

Gárgaras con limón

Del limón se cree que es uno de los frutos con mayores propiedades curativas, de ahí que en los hogares casi nunca puede faltar, constituyendo este sin duda un elemento que sirve no solo para la cocina sino como en este caso para tratar males de la salud como la garganta inflamada.

Ingredientes:

  • Limón
  • 1 vaso de agua

Preparación:

Toma el limón, pélalo y extrae sus pepas, coloca a hervir con un vaso de agua  por 2 o tres minutos, retira del fuego y realiza con esta bebida gárgaras, reteniendo el líquido sobre tu boca por un minuto. Repite el tratamiento lo que más puedas y veras que los resultados se verán reflejados en tu buena salud sorprendentemente.

 

 

 

Compartir